Ir o no ir, hacia el compromiso de trabajar

Con lo corta que es la es la vida, no ser capaces de disfrutarla por no saber trabajar mejor es una estupidez suprema 

Hace meses que me preocupa bastante la organización de las empresas en cuanto a sus equipos, cómo se relacionan, cómo se comunican, quién y cómo toma decisiones, cómo afecta a otros, cómo se gestionan y dirigen equipos… Parece fácil ¿verdad? Pues yo cuanto más observo, más me pregunto, y cuanto más me pregunto, más me gustaría darle solución. Una cosa tengo clara, trabajar con personas no es fácil, y las empresas están formadas por personas, no recursos.

Con ésta última frase empieza un libro que me encontré el otro día por casa. Ir o no ir, hacia el compromiso de trabajar y vivir con calidad. ( Lo lees en una tarde )

En general, todos queremos trabajar mejor y ganar más, queremos calidad de trabajo y calidad de vida. Sabemos que algo no funciona, pero ¿te has parado a pensar en qué puedes mejorar para que funcione? Aquí van algunas ideas que salen en este libro:

1.- Si no vas …¡no has ido! ¿Cuántas veces has pensando en hacer algo y finalmente no lo has hecho? Para qué…siempre poniendo excusas, siempre quejándote, siempre justificando, nunca hay tiempo, siempre hay un problema… Sal del círculo. Tira hacia adelante. Por que si no vas, si no lo haces, si no lo intentas, déjate de historias ¡No has ido!

2.- ¡Rema! ¿Cuántas veces te has quejado de una mala decisión o solución? Seguro que muchas, pero ¿cuántas veces has planteado una solución? Esto no va de criticar lo que hay, sino de apoyar o dar alternativas que mejoren las ideas iniciales. Mientras piensas en algo mejor, rema con todas tus fuerzas con el resto del equipo.

3.- ¿Y si se desmotivan y se quedan? Los grandes profesionales no se mueven por dinero, hay cosas más allá que les mueven o hacen que se queden en un sitio, como la estima, el aprecio, la flexibilidad, la conciliación, todas cuentan mucho más que cualquier aumento de sueldo. Lo peor que le puede pasar a cualquier organización es tener gente desmotivada en su puesto de trabajo y que además se queden, teniendo el jefe miedo de que se vayan. Curioso ¿verdad?

4.- No me lo digas, demuéstramelo. Es más fácil juzgar a las personas por lo que hacen que por lo que dicen, la próxima vez que abras la boca para decir lo bueno que eres en algo piénsalo antes. Hazte valer, no lo cuentes, y alcanzarás lo que quieres.

5.- ¿Lo fenomenal de tener jefe? Siempre nos quejamos de nuestro jefes, que no saben hacer tal, que no saben hacer pascual, pero nunca nos ponemos en su lugar y pensamos por qué han actuado o tomado determinada decisión. Cuando seas tú el jefe, te aseguro que echarás de menos no tener nadie por encima, que asuma tus errores y a quien quejarte. Porque tener jefe, a veces, es fenomenal. Y ser jefe no es tan fácil.

6.- El liderazgo de El Mago de Oz. ¿Sabíais que en esa película se representan los elementos clave del talento directivo?

El corazón como fuente de pasión. Un buen jefe debe saber transmitir entusiasmo en su equipo, creer en él y apostar por él. El aprecio y dedicación a tu gente, retorna en fidelidad, entusiasmo e implicación.

La inteligencia, pensamiento y reflexión. Un buen jefe reflexiona sus decisiones, dirige con cabeza y es coherente en sus actuaciones.

El valor,  de asumir riesgos, retos, decisiones, cambios, errores… Todo lo que el corazón haya deseado y la cabeza preparado, se quedarán en el camino sin valor para llevarlo a cabo.

Hay gente que nació para dirigir equipos, otros que no quieren, y es que realmente gestionar y dirigir a personas no es fácil y no todo el mundo está capacitado para ello, y hacerlo mal puede causar graves problemas a las empresas.

7.- Yastas y Eskes. No nos damos cuenta, pero llenamos nuestros discursos de excusas y “eskes” cuando no hemos terminado algo que nos han pedido o nos hemos encontrado con problemas por el camino. Decir “eske” te orienta a excusas y problemas, en lugar de a soluciones, y a nadie le gusta la gente poco resolutiva. Cambia el discurso, por un “ya está hecho”.

8.- ¿Vender decisiones? ¿Cuántas veces haces tu trabajo sin saber por qué? Cuando las personas entendemos por qué hay que hacer algo, nos implicamos más y mejor. Comunicar no es decir las cosas, ser jefe significa tener la obligación y responsabilidad de comunicar con calidad.

Las decisiones no se venden, simplemente se comunican bien

Todas estas reflexiones van en dos sentidos. Para el directivo, al que le toca dirigir bien, comprometiéndose con el derecho de sus colaboradores de ser bien dirigidos, y a los colaboradores, a los que le toca rendir con calidad, comprometiéndose con el derecho a un rendimiento de calidad.

Las empresas están llenas de malas decisiones o personas incapaces de tomar decisiones que entorpecen el trabajo del resto. El problema es ¿cómo detectas que una empresa está mal dirigida? En todas las memorias e informes presentados a accionistas, casi siempre, la información es financiera, y una mala dirección de empresa no es percibida. No existe un barómetro capaz de abarcar características que nos ayuden a juzgar esto. Algunas soluciones propuestas son índices de rotación de directivos o empleados cualificados, índice de edad media y grado de rejuvenecimiento de la empresa, incluyendo políticas de prejubilación, encuestas sobre clima laboral y prestigio de alta dirección, detectar empleamos quemados, pesimistas y negativos es un síntoma de una mala dirección.

Todo lo anterior, cobra todavía más sentido con el compromiso de los trabajadores de realizar un trabajo de calidad. Aquí los sindicatos, como representantes de esta parte fundamental de la empresa cobran mucho sentido, pero con un nuevo enfoque, el de mejorar la calidad de la vida laboral, el de amonestar a las personas con bajo rendimiento, en excluir a la gente que no cumple o engañan al resto de compañeros. El objetivo es que los trabajadores se comprometan con la calidad de su trabajo y se impliquen en los resultados de al empresa.

Se trata de que los malos profesionales, sean jefes o colaboradores, dejen sitios a las personas que aportan valor.

Se trata de trabajar mejor, no trabajar más.

Se trata de premiar la eficacia, no la presencia

SEO y turismo #geekTTSEO

Hace unos días pude asistir como público al evento organizado por Clubrural para hablar de SEO y Turismo (#geekTTSEO)  Allí pudimos disfrutar de Sr.Muñoz y Sergio Simarro, dos grandes profesionales del SEO en viajes.

El objetivo era claro, ayudar a las pequeñas empresas, hoteles y casas rurales, a ser más visibles en buscadores y conseguir que los viajeros los encuentren.

Algunas cosas que quedaron claras:

  • Todavía hay negocios de viajes que no consideran que es más fácil llegar al viajero a través de internet que a través de medios tradicionales como el periódico o la TV. En ocasiones incluso más barato, en cuestiones de retorno de inversión.
  • No se puede depender sólo de portales grandes, si algo le pasa a ese portal, tú caes con él. Es importante tener tu propio escaparate (web, redes sociales, etc…) donde volcar tus contenidos originales y dar rienda suelta a tu propia marca. Al igual que no se puede depender sólo de un portal grande, tampoco es bueno depender sólo de un canal de tráfico como el SEO, diversifica.
  • Los contenidos originales son básicos, vender una experiencia, no un alojamiento, y acompañarlo de experiencias reales y diarias. Convence al viajero a visitarte no sólo virtualmente, a compartir lo que publicas, a hablar de ti, y sobretodo a opinar y sugerir a otros que te visiten. De ahí vienen los enlaces, pero los de verdad.
  • La localización geográfica en este tipo de alojamientos es una ventaja, ellos pueden salir en las búsquedas locales del buscador, y ese es el terreno donde tienen que luchar.
  • No sólo existe Google, Youtube es el 2º buscador más usado en el mundo. Compartir videos sobre lo que ofreces es importante, pero no enseñes sólo las habitaciones. El entorno, tus experiencias, aquello que el viajero querrá vivir y disfrutar quizá se más importante que una habitación.
  • Adaptarse a la forma de buscar que tiene el viajero. Cada vez las búsquedas son más específicas, el viajero ya no busca “casas rurales”, busca “casas rurales en Ávila con spa” (por ejemplo). Y cuando se habla de adaptarse no sólo en cuanto a la búsqueda semántica, sino también en cuanto al dispositivo en el que buscan. Prepárate para darle un resultado adaptado a la pantalla de su móvil o tablet.

Algunas cuestiones que yo me planteo:

  • ¿Está el propietario de una casa rural, por ejemplo, preparado para lo anteriormente expuesto? Algunos quizá, la mayoría no.

La democratización de internet está muy bien, pero también y en ocasiones perjudica, y lo explico. Hoy en día cualquiera puede leer de lo que quiera en Internet, es gratis, no hay barrera, pero igual que se lee, se puede escribir. Si no sabes distinguir entre lo bueno, lo malo y la paja, estás perdido.
En este sentido se escribe mucho sobre marketing online en Internet, pero el desconocimiento nos lleva a creer todo lo que se dice y como consecuencia, aplicar cosas que no son correctas.

  • ¿Contrata un propietario de este tipo de negocios un profesional del SEO o “se lo hace él”?

Esta pregunta, que surgió por parte de alguien del público, me sorprendió y mucho. Supongo que si se me rompe un grifo en casa, puedo hacer dos cosas. La primera, llamar al fontanero. La segunda, si tengo tiempo y paciencia, arreglarlo yo. Pero por descontado que si lo arreglo yo y lo rompo más, cuando venga el fontanero, la avería va a ser mucho más gorda, y por consiguiente, me cobrará más por el arreglo. Con el SEO pasa lo mismo.

  • ¿Debe un propietario de una casa rural por ejemplo, anunciarse en un portal grande o intentarlo por su cuenta? Cuestión complicada. Si acabas de abrir tu establecimiento, has pensando en tu “escaparate online” y lo has hecho bien, en mi opinión, sobretodo al principio, quizá sí debes anunciarte en uno grande e invertir dinero, por lo menos al principio para empezar a rodar. Con el tiempo tendrás que analizar el retorno de tu inversión en a publicidad de ese portal. Pasado un tiempo y habiendo hecho bien las cosas, quizá puedas vivir sin esa publicidad.

Mis conclusiones:

  • Al igual que antes de abrir mi alojamiento pienso en la casa física, sus habitaciones, los baños, etc…también pensaré en “mi escaparate online”. Si no tengo ni idea, intentaré contratar un profesional o al menos asistir a eventos de este ámbito donde podré aprender algo.
  • La evangelización de los propietarios de estos establecimientos, en parte y bajo mi opinión, debería partir de grandes portales, que viven de estos, sus clientes, y a los que deberían explicar la importancia de estar en Internet, con sus ventajas e inconvenientes. Así como los grandes deberían aprender también de las verdaderas necesidades de los propietarios para mejorar los servicios que les ofrecen.
  • Si decides anunciarte en un portal grande, hazlo, sobretodo al principio, cuando empiezas a rodar. No es malo probar en varios, pero quédate con el que más reservas de proporcione, y para eso MIDE, apunta, saca conclusiones. Tú deber es saber de dónde proviene cada céntimo que entra en tu casa, y para ello, si debes preguntarle a cada viajero que se aloja en tu casa cómo te encontró,¡házlo!
  • Al igual que quieres que hablen de ti, estar en internet supone que hablen mal. Entiende que puede que exista gente a la que tu servicio no le haya gustado y puede decirlo, ya sea en el portal en el que te anuncias o en cualquier red. Asume la críticas y contesta educadamente a todas, al igual que lo haces con una sonrisa a las buenas. Aprende de tus errores. No compres opiniones positivas, pero tampoco de dejes amenazar por las malas.

No olvides nunca, que hacerlo bien, requiere esfuerzo y paciencia. Y también un coste en tiempo y dinero, pero no por ello, dejes de hacerlo :)

Estar primero no es un don. II Ksbooks

Hace poco tuve la maravillosa oportunidad de escribir el II Ksbook en compañía de gente tan válida y profesional como Aleyda Solis, MJ, Christian Oliveira, David Esteve, Fernando Maciá  y Antonio Araya.

En esta ocasión nos juntamos para escribir sobre SEO: su importancia, su historia y evolución, el seo para medios, afrontar el not provided y las características y oportunidades del SEO en Latinoamérica.

Escribir sobre los inicios del SEO y su evolución me dio la oportunidad de pensar y mucho en cómo el sector ha ido creciendo, madurando y cómo han evolucionado los buscadores, siempre a la par que los usuarios, sus búsquedas y sobretodo sus necesidades. Y sobretodo, pensar en lo que aún le queda por evolucionar.

Gracias a los chicos de KPIslands por dejarme participar.

Si aún no lo tienes aquí puedes conseguirlo: Estar primero no es un don. II Ksbooks

Presentación del II Ksbooks

Momento durante la presentación del II Ksbooks